Inspiramundo
Inspiramundo

Coaching

marzo 2019
L M X J V S D
« Jun    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Categorías


Inspiramundo

El segundo antes de la cicatriz

Natalia SarroNatalia Sarro

“No me moriré

pero ya verás 

como no sabré esquivar

los vientos que te nombran.”

N.

Todo lo que te construí

me ha construido.

Entonces me presento ante vos

con esta forma tan extraña y sutil

de resistir el derrumbe de tus brazos

de aguantar el aire sucio en los pulmones

y sostener un grito de mujer

ante el rugido de lo que se muere y no enterramos.

***

Y es que todo lo que te nombré

ahora me nombra,

y se sienten tan livianas las palabras asomándose a la boca,

que mi voz suena a poesía,

a verso vivo y pluma

Pero Dios…

¿Cómo vuelvo al segundo antes de la cicatriz?

Es ahí donde me habito.

¿En quién me convierto cuando el deseo violento de alguna cosa alcanzó por fin la cosa?

¿Podríamos empujar los cuerpos contra la roca una vez más?

¿Podrías decirme a dónde va la ola después de la belleza del estruendo?

***

Todo lo que te di

ahora me es dado.

Y es tan bonita la brisa de perderte en lo perdido

que no encuentro motivos para escribirte una despedida.

Me volví una casa tibia y sin volcanes.

Estoy rara. Como sana.

Y a estas locas alturas

el fuego de pensarte es una hipótesis

que ya no incendia ni duele.

Porque a la hora

de las buenas horas

tenés que saber:

mi cuerpo es un pulmón

que late, crece y ríe

pero no te nombra.

Licenciada en Psicología. Coach de Pasión, Carrera & Creatividad. Escritora Nómada. Contacto: natalia@inspiramundo.com

Comentarios 1
  • Graciela Fernández
    Publicado en

    Graciela Fernández Graciela Fernández

    Responder Autor

    Psicóloga, coach, escritora, poeta, emprendedora, viajera… ¿Cómo hacés con todo eso? Tengo una hija de 33 años que también es viajera (por gusto o por trabajo, porque es guía de turismo) y me fascina que en su generación haya chicas como vos, como ella, tan libres y talentosas… Tienen alas y se animan a volar, algo que a casi todos nosotros, los de mi edad, nos faltó. Hermosa esta poesía.