Inspiramundo
Inspiramundo

Coaching

junio 2018
L M X J V S D
« Jun    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Categorías


Inspiramundo

EL AMOR ES UN PAÍS QUE NO TE SALE

Natalia SarroNatalia Sarro

Hay un hilo transparente entre nuestras bocas y no es rojo.

Eufóricos, me pedís que te pronuncie la adolescencia, porque tu infancia es un país desierto del que siempre andás huyendo.
Que los dos fuimos pibes, y eso fue difícil, que inventemos una realidad azul donde los que amás no repitan el calendario.
Entonces me pregunto cuál es la historia triste que te urge contarle a mis huesos.
Me pregunto qué palabras te abren la piel, qué te hace latir, qué mujer te crece como raíces por dentro.
Me pregunto quién te destrozó una esperanza.
Quién no te esperó.
Me pregunto cuántas personas se te embrollan en la lengua si te ayudo a pronunciar tus miedos.
Me pregunto de qué está hecho lo que no decís.
Quién te abrazó demasiado poco.
Cuántas madres o países te obligaron a asesinar tus ganas.
Me pregunto cuál de tus dedos tararea las canciones que no te salen de los labios.
Me pregunto quién se instala en tus pulmones los días raros.
Me pregunto cómo se mueven las caderas de tu musa.
Si soy tu bruja o tu demonio cuando por fin se derrumban tus barreras y escribís.
*
Mirame.
Hay una simpleza implacable en esto que digo:
me pregunto qué pasado nunca pasa.
Qué alegrías no te sueltan.
A quién acariciás en las salas tibias de la memoria.
Como se verá la caída de tus párpados justo antes de dormirte.
O si la hipótesis de mí aún camina por los pasillos de tu cabeza.
De qué color es tu voz cuando cruza de tus dientes al mundo. Cuando te urge una mujer simple donde descansar.
Me pregunto quién no te pregunta nada.
Me pregunto quién es el carcelero voraz de tu arte, y quién te esconde las llaves de regreso a la orilla del que siempre fuiste.
*
Ay vos.
Por amor a mis dudas, me pregunto en qué estación del viaje nos tropezaremos los deseos otra vez.
Y si vamos a cumplirlos, como buenos escritores que nunca fuimos.
Me pregunto, casi con nostalgia del mañana, cuáles son los umbrales que no voy a verte cruzar.
Y quién te va a esperar del otro lado cuando sí los cruces.
Me pregunto cómo se quita de entre las sábanas lo que todavía no salió del alma.
*
Si escribimos imaginando un único e implacable lector, me pregunto si le temés al tuyo.
Es que hay un dolor esencial en los abrazos de letras que nunca damos. Por eso reincido salvajemente en esto de volverme poesía. Es esto, o el olvido.
Y está bien.
Todas las mañanas me despierta una legión de verbos y adjetivos que llevan tu nombre.
Hay un hilo transparente entre nuestras bocas, y a estas alturas nos pertenece.
Entonces seguiré escribiendo a lo que temo, para que mis bordes filosos no te hieran.
Porque escribir es una forma de tocarte.

O quizás porque el amor es un país, un jodido país, que a ninguno de los dos le sale.

Licenciada en Psicología. Coach de Pasión, Carrera & Creatividad. Escritora Nómada. Contacto: natalia@inspiramundo.com

Comentarios 0
No hay comentarios