Inspiramundo
Inspiramundo

Coaching

agosto 2019
L M X J V S D
« Jun    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Categorías


Inspiramundo

SOLTAR LO QUE FUE (o cuando el amor que das no es suficiente)

Natalia SarroNatalia Sarro

“Ama sin medida, sin límite, sin complejo, sin permiso, sin coraje, sin consejo, sin duda, sin precio, sin cura, sin nada.  No tengas miedo de amar, verterás lágrimas con amor o sin él.” ~ Chavela Vargas.

 

Éramos 40 desconocidos y yo. Entre un cuerpo y el otro, se filtraban los rayos de sol y un silencio expectante. Era mi primer día de formación como Coach. Y la consigna de nuestro Facilitador fue simple:

Caminá libremente por el lugar. Encontrate con una persona. Parate frente a ella.  Por un momento, mirala a los ojos. Y luego decile una de las siguientes frases, la que sientas:

«Te elijo»

«No te elijo»

«No sé si te elijo»

No tenía claro para qué teníamos que elegir al otro (¿como amigos?  ¿como  pareja? ¿como qué cosa?). Nadie nos explicó. Y tampoco importaba.  A veces, la magia reside en el misterio de no saber.Acepté las reglas del juego, respiré profundo y me lancé. Y a la par de mi manada de perfectos extraños, bailé una danza intensa de amor y rechazo.

A veces yo elegía al otro, y el otro no me elegía a mí. Entonces, sobrevenía un microsegundo de dolor y desencuentro.¿Cómo que no me eligió, si yo lo estoy eligiendo? ¿Acaso no ve lo que valgo?”, pensaba indignada.

A veces, el otro me elegía y algo dentro mío me llevaba, sin saber muy bien por qué, a decirle que  yo no. Y recuerdo mi sensación de culpa hacia el otro. “Pobre, ¿se sentirá rechazado?”. Me costaba irme. Me quería quedar a explicarle que no era personal, que igual podíamos tomar un café, que ya iba a encontrar a alguien que sí lo eligiera, que era un ser valioso. Pero no había espacio para nada de eso.  Había que buscar una nueva persona, porque el ejercicio seguía.

Había que soltar, porque la vida seguía.

Y en otros casos, solo algunos casos… sucedía la magia. Porque de repente llegaba un extraño no tan extraño. Un desconocido que  tenía algo de familiar en su mirada. Y desde el más bello absurdo (porque estas cosas de lógica no tienen nada), el silencio dejaba paso a dos bocas que ya sabían lo que querían decir.

Y la tarde nos escuchaba elevar al unísono un “Te Elijo” : claro, alegre, de ida y vuelta. Un “Te elijo” mutuo, natural y fluido. Y qué lindo es sentir que ese que vos elegís, también te elige.  Que cuando vos apostás, el otro también apuesta por vos. ¿Cómo no amar esos momentos? Si tenían gusto a eternidad, a «estamos vivos», a sol de media tarde, a «juntos todo es posible».

Hoy, a dos años de aquella intensa experiencia, comprendí que los vínculos humanos funcionan exactamente igual.

Por momentos, las personas nos amamos, nos elegimos, nos incluimos, nos damos la bienvenida, y nos abrazamos. Y en otros momentos, nos desterramos, nos excluimos, nos rechazamos y nos ignoramos.

Como en aquel ejercicio de Coaching, a veces somos elegidos con el corazón, con el cuerpo, con locura. Y a veces,  todo el amor que damos jamás será suficiente para el otro.   No porque no sepamos dar, sino porque ese otro no está ahí con brazos abiertos para recibir lo que queremos ofrendarle.

En este viaje increíble de regreso a mi propia vulnerabilidad, estoy aprendiendo algo clave:

Hay personas que nunca te van a amar, hagas lo que hagas. Y cualquier excusa que encuentren será motivo suficiente para alejarse. Pero también hay otras que te van a amar,  a vos y a todas tus imperfecciones, no importa lo que hagas. Enterito, así tal como sos. Y van a superar cualquier obstáculo con tal de acortar distancias, de resolver diferencias, de sanar heridas, de caminar a la par tuyo.

Quizá, la sabiduría reside en aprender a distinguir a estas dos clases de personas, y a desapegarnos de aquellas que no quieren jugar nuestro juego. Soltar expectativas acerca de quién debería elegirnos, y a quién deberíamos elegir. Y por fin, amigarse con el dolor de perder.

Convertirnos en adultos implica danzar con fluidez este baile de conexión y desconexión con los otros.

Implica aprender a tomar y soltar personas, pasados, expectativas, sueños e ilusiones.

Tomar y soltar, una y otra vez.  

"La vida es un balance entre tomar y soltar" - Imagen: Katerawlings

«La vida es un balance entre el tomar y el soltar» – Imagen: Katerawlings

Qué intensas serían nuestras relaciones, si pudiésemos amar con todo el compromiso mientras el amor exista, y desapegarnos respetuosamente cuando lo que queda es apenas el cadáver de lo que fue. Porque a veces amamos sin compromiso, y eso no está bueno. Y a veces nos negamos a separarnos de eso que perdimos, y vivimos mirando hacia atrás, como esperando que nuestros muertos resuciten.

Se ve por todos lados. Lo he visto en mí: muchos de nosotros somos sumamente obedientes. Y en un acto de lealtad al amor ausente, preferimos convivir con el dolor antes que con el vacío de no tener lo que alguna vez sí tuvimos.  Porque al menos, nos queda un corazón que duele. Y eso es mejor que la nada.

Vivir mirando atrás - Inspiramundo

Tranquilo…. respirá.

Vos, yo y todos andamos por este viaje aprendiendo. Nadie te enseñó, no naciste con Manual de Instrucciones. Por eso hoy quiero contarte lo que estoy aprendiendo yo, y quizás te sirva en tu viaje:

A veces, no soltar es morir.

Y lo que nos devuelve a la vida es soltar eso mismo que alguna vez nos salvó.

Soltar ese que fuimos. Soltar el que podríamos haber sido y no seremos. Soltar los sueños rotos. Soltar trabajos que no tenemos. Soltar personas que ya no están. 

¿Y por qué soltar? Porque la vida, muchachos, se mira hacia adelante. Porque todo el tiempo que pases enamorado de tu espejo retrovisor, es tiempo que perdés de mirar a este que estás siendo hoy. A los que sí están caminando a la par tuyo. Y más aún, a los que todavía no conociste, y te están esperando para que brilles con esa luz propia de los que se amigan consigo mismos.

Soltar para recibir lo que viene.

Deshabitar el ayer, porque es una casa en la que ya no estás viviendo.

Vaciarte, porque un par de puños cerrados no pueden abrazar el futuro.

Honrar aquel que te trajo hasta acá (vos mismo), honrar los que caminaron con vos hasta acá, honrar tus aprendizajes. Honrar lo que podría haber sido y no fue.

Y desde la fe más ciega y absoluta… y sin la más remota idea de lo que vendrá…

y  a la par de los miedos que duermen en la almohada de al lado…

y con  la ternura vulnerable de quien acepta su pasado y se abraza a su presente…

regar una vez más tu jardín.

 

Licenciada en Psicología. Coach de Pasión, Carrera & Creatividad. Escritora Nómada. Contacto: natalia@inspiramundo.com

Comentarios 40
  • Guido Albornoz
    Publicado en

    Guido Albornoz Guido Albornoz

    Responder Autor

    Muy lindo nati! emocionante. Muy cierto, y aunque duela, tanto nos cuesta dejar de amarrarnos a la nostalgia de lo que nunca fue! Un abrazo bien grande y te sigo leyendo! gracias por tu arte!


    • Natalia Sarro
      Publicado en

      Natalia Sarro Natalia Sarro

      Responder Autor

      Guido!
      Nunca me habían dicho que lo que hacía es arte… creo que nuuuunca me vi a mi misma como a una artista…
      Pero qué lindo suena!!
      A ver cuando sale el skype prometido eh?

      Abrazotes y gracias,
      Naty Sarro


  • amnerismazzeo
    Publicado en

    amnerismazzeo amnerismazzeo

    Responder Autor

    Siempre que te leo, me parece que estás leyendo mi mente!…y no puedo evitar emocionarme…


    • Natalia Sarro
      Publicado en

      Natalia Sarro Natalia Sarro

      Responder Autor

      Amneris,
      parece, parece pero no… todavía no incursioné en la telepatia…jeje
      Veo que vos también tenés un blog y estás haciendo el Desafio Creativo no? Cómo venis?
      Beso grande, gracias por pasar!
      Naty Sarro


      • amnerismazzeo
        Publicado en

        amnerismazzeo amnerismazzeo

        Responder Autor

        jajaja, probá, por ahí tenés el don de la telepatía y aun no lo sabés!!! jaja…..si, estoy jugando a «los días de abecedario» recién empezando, y voy de a poquito, pero con muchas ganas de escribir 🙂 Gracias por pasarte! Besos!!!


  • Fernando Andonegui
    Publicado en

    Fernando Andonegui Fernando Andonegui

    Responder Autor

    Un terremoto del alma, una reconstrucción del espíritu, barrer los restos y comenzar a armar piecita por piecita, con la frente al sol, y las gotitas de sudor que atestiguan orgullos de manos propias. Gracias por tu post.


    • Natalia Sarro
      Publicado en

      Natalia Sarro Natalia Sarro

      Responder Autor

      Fernando, qué buena manera de describir como me estoy sintiendo… barriendo restos, armando piecita por piecita, de a poco, y con gotitas de sudor. Maravilloso. Gracias por captarme =)
      Un abrazo,
      Naty Sarro


  • Santiago Pampin
    Publicado en

    Santiago Pampin Santiago Pampin

    Responder Autor

    Acabo de leerlo y no pude dejar de emocionarme, asentir con la cabeza, sonreir, emocionarme, casi como si te tuviera enfrente. Magnífica forma de decir algo que no por saberlo uno lo practica. Quiero decir, me abriste el alma y me hiciste cirugía mayor. Gracias. Encima, coincide con ésta etapa en mi vida. Gracias.


    • Natalia Sarro
      Publicado en

      Natalia Sarro Natalia Sarro

      Responder Autor

      Hola Santiago!
      Qué lindo lo que escribís. Yo creo que esto de los duelos, el soltar y perder está pegando fuerte a mucha gente en este momento. Conozco muchas personas en la misma frecuencia!
      Entre todos nos acompañamos, de eso se trata =)
      Un fuerte abrazo,
      Naty Sarro


  • Marcos
    Publicado en

    Marcos Marcos

    Responder Autor

    Natalia, qué lindo volver a leerte, y tus palabras me inspiraron, y me llevaron a lindas preguntas que quiero compartirlas, ¿que se nos juega cuando no nos eligen? Y si percibimos que algún sentimiento de pertenencia esta en juego ¿hasta cuándo? O escrito de otra forma, ¿de donde necesitamos agarrarnos para no sentir el riesgo de quedar afuera? Y a veces, como cuando subimos una montaña, no agarramos de plantas, algunas son duras con raíces profundas, que nos aguantan y nos dejan seguir subiendo. Otras veces, las plantas tienen raíces poco profundas, y ante el peso se sales y las dejamos en el camino, y a veces nos caemos.

    Igual que lindo es seguir viviendo,
    y descubriendo esas personas que en el camino
    nos permiten seguir creciendo.

    Abrazo Grande


  • Vanina
    Publicado en

    Vanina Vanina

    Responder Autor

    «Yo te sigo eligiendo» fue la frase que le dije al oido antes de bajarme de su auto, cuando me dejó en mi casa, después de escucharle decir que no quería seguir conmigo. Y después empecé este aprendizaje de soltar. «A veces, no soltar es morir», en esa parte del texto largué el lagrimón y a la par, incorporé aire nuevo porque sé que después de la lagrima se puede seguir con sonrisa. Y con la mente clara. Y por último, con lo de regar su jardín, recordé el poema de Borges «Uno aprende» donde un parte dice algo asi como, uno debe decorar su propio jardin, y no esperar a que le traigan flores. Si no lo conoces, te sugiero que lo googleés. Es genial. Abrazo y gracias por todo lo que le estas dando a mis días.


    • Natalia Sarro
      Publicado en

      Natalia Sarro Natalia Sarro

      Responder Autor

      Vanina

      acá lo encontré!

      «Después de un tiempo
      uno aprende la sutil diferencia
      entre sostener una mano
      y encadenar un alma.
      Y uno aprende
      que el amor no significa recostarse
      y una compañía no significa seguridad.
      Y uno empieza a aprender…
      que los besos no son contratos
      y los regalos no son promesas.
      Y uno empieza a aceptar sus derrotas
      con la cabeza alta y los ojos abiertos.
      Y uno empieza a construir
      todos sus caminos en el hoy,
      porque el terreno de mañana
      es demasiado inseguro para planes…
      y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.
      Y después de un tiempo
      uno aprende que, si es demasiado,
      hasta el calorcito del sol quema.
      Así que uno planta su propio jardín
      y decora su propia alma,
      en lugar de esperar que alguien le traiga flores.
      Y uno aprende que realmente puede aguantar,
      que uno realmente es fuerte,
      que uno realmente vale,
      Y con cada adiós uno aprende».

      Es hermoso. Gracias por recordármelo!

      Como dice Jorge Drexler, «tu corazón va a sanar». Paciencia y confianza.
      Un abrazo que no estás sola!
      Naty Sarro


  • Euge
    Publicado en

    Euge Euge

    Responder Autor

    Maravilloso y muy intenso a la vez! gracias


  • Virginia Sanz
    Publicado en

    Virginia Sanz Virginia Sanz

    Responder Autor

    Me encanto, primero empecé a pensar en todas las personas en que solté para darme cuenta que no las solté si es lo primero que pensé, ¿no? Y terminé agradeciendo en voz baja las personas que me elijen. Gracias 🙂


  • Ivan Hoermann
    Publicado en

    Ivan Hoermann Ivan Hoermann

    Responder Autor

    Guauuu!!!! excelente!! muy buena lectura, tu capacidad de ver y comprender el sentir interior. Y a la vez transmitirlo en palabras. Gracias por compartirlo!, sorprende como las personas nos parecemos tanto. Por fuera parecemos diferentes, cáscaras…pero el autodescubrimiento nos hace ver cómo somos tan parecidos! y eso nos une también.

    *** Antispam disabled. Check access key in CleanTalk plugin options. Antispam service cleantalk.org. ***


  • Marianela
    Publicado en

    Marianela Marianela

    Responder Autor

    qué lindo es leer tu blog naty!

    no tendré tiempo para seguir con nuestros encuentros, pero siempre hay tiempo para seguir leyendote 🙂


    • Natalia Sarro
      Publicado en

      Natalia Sarro Natalia Sarro

      Responder Autor

      Marian
      qué sorpresa leerte por acá! Cómo estás?
      Quedan siempre las puertas abiertas. Espero saber de tus proyectos en marcha muy pronto. A no aflojar que vale la pena!
      Un abrazote!
      Naty


  • Vane
    Publicado en

    Vane Vane

    Responder Autor

    Naty, es la primera vez que leo una publicación de tu blog, y no quería dejar de decirte que me encantó y que me sentí muy identificada con tus palabras: esto de no solo saber soltar, sino también animarse a volver a confiar y tomar. Te felicito y espero tu próxima publicación 🙂


    • Natalia Sarro
      Publicado en

      Natalia Sarro Natalia Sarro

      Responder Autor

      Vane
      gracias totales!! Bienvenida al blog!
      Un abrazo grande
      Naty


  • instantesenlaretina
    Publicado en

    instantesenlaretina instantesenlaretina

    Responder Autor

    Me encantan tus entradas, eres única!


  • Daniela
    Publicado en

    Daniela Daniela

    Responder Autor

    De casualidad llegué aca y no te das una idea de cómo me invadió leerte. Estoy tratando de cerrar un ciclo muy importante, de soltar una mano, de dejar atrás a mi primer y único novio. A aprender a seguir mi camino sin él. Me cuesta mucho, desde hace más tiempo del que creés. Pero no puedo. Haberte leido me inundó por completo el alma. Las lágrimas comenzaron a brotar. Me sentí identificada en cada renglón que leí. A veces, caigo y retrocedo, a veces pienso que este duelo no tiene fin. Pero al leer esto, me doy cuenta de que se puede y espero que dentro de un tiempo, esto sea solo un recuerdo.
    Sin conocerte, y habiéndote leido por primera vez, te agradezco tus palabras, siento que fue escrito para aliviar mi dolor. Gracias por compartir esto! Gracias, porque sin conocernos, hoy me diste un abrazo de aliento en uno de esos días no tan buenos.
    Gracias!


    • Natalia Sarro
      Publicado en

      Natalia Sarro Natalia Sarro

      Responder Autor

      Daniela,
      es hermoso lo que me escribiste. No tengo muchas palabras, más que de agradecimiento por abrirte sin conocernos, y un deseo muy grande de que los días no tan buenos sean de aprendizaje y crecimiento para toda la vida linda que te queda por delante.
      Te mando un abrazo gigante, gracias
      Naty


  • Fran
    Publicado en

    Fran Fran

    Responder Autor

    «Y en un acto de lealtad al amor ausente, preferimos convivir con el dolor antes que con el vacío de no tener lo que alguna vez sí tuvimos.». Fuerte. Gracias!


    • Natalia Sarro
      Publicado en

      Natalia Sarro Natalia Sarro

      Responder Autor

      Muchas gracias por pasar Fran! =)
      Abrazos Casciarísticos,
      Naty


  • Aniko
    Publicado en

    Aniko Aniko

    Responder Autor

    Natiii, qué lindo!!!
    Este post es un abrazo. Gracias por escribirlo!


    • Natalia Sarro
      Publicado en

      Natalia Sarro Natalia Sarro

      Responder Autor

      Muchas gracias Ani!
      El día que lo escribí claramente la que necesitaba el abrazo era yo… 🙂
      Un abrazo hasta Francia, genia!
      Nat


  • Luisina
    Publicado en

    Luisina Luisina

    Responder Autor

    «Poder decir adiós es crecer!» cada renglón te toca el alma.. Gracias!


  • Silvia
    Publicado en

    Silvia Silvia

    Responder Autor

    Estoy necesitando soltar después de la violencia y con una hija pequeña, y no logro hacerlo. Me quedé «con el cadáver de lo que fue» y siento que dejé mi vida en stand by hasta nuevo aviso. Siguiendo una pista en mi iniciativa de rastrear la respuesta a mi eterna pregunta: «¿Qué es lo que a mí me apasiona?» llegué a tu blog y he decidido residir en él porque tus palabras me dan muchos de los abrazos que no me daba cuenta de que me faltaban. Ando con el rumbo errante, triste tal vez y, con esa mochila de penas, deseando emprender. Tengo que poner en orden muchas cosas. Qué suerte haberte encontrado!! Gracias por esta causalidad!! Para empezar, un abrazo. 🙂


    • Natalia Sarro
      Publicado en

      Natalia Sarro Natalia Sarro

      Responder Autor

      Silvia, ay… piel de gallina al leerte. Qué suerte cuando damos con la gente o las lecturas-abrazo que andábamos necesitando no? Me da mucha alegria este cruce de camino a través de las palabras. Espero que encuentres lo que andás buscando, que te tengas paciencia, que si te perdés en ese rumbo errante, te pierdas con todas las ganas, que confíes en que la brújula a veces necesita romperse para luego dibujarnos nuevos nortes, que no tengas temor a transitar esa tristeza de la que hablás, pero que ojalá no te quedes a vivir en ella. Espero que seas tu mejor e incondicional compañera, y ante todo, que cuando te haga falta, te encuentres el hogar por dentro.
      Nos leemos, gracias por pasar por acá =)
      Abrazos!
      Naty


      • Silvia
        Publicado en

        Silvia Silvia

        Responder Autor

        Gracias, hermosa! Desde que te descubrí no dejo de leer, con hambre atrasada de caricias al alma. Yo en descubrimiento revolucionario de mis talentos, autodeterminada a no cesar hasta que mis pies conquisten las cumbres. A pesar de toda tempestad.


  • Yanina
    Publicado en

    Yanina Yanina

    Responder Autor

    Hermoso, gracias!


  • Lis
    Publicado en

    Lis Lis

    Responder Autor

    Que hermoso!!!!!! Gracias por compartir esto.. Muy lindo, inspirador me dejo pensando mucho! GRACIAS!!!


  • Ximena
    Publicado en

    Ximena Ximena

    Responder Autor

    Que hermoso todo lo que escribiste me sentí identificada ahora realmente no estoy pasando por un buen momento y leer esta página a la que entre de casualidad me hizo muy bien. Me siento identificada en cada renglón y con cada palabra. La verdad es que pase mucho tiempo mirando el pasado y añorando todo lo que ya no tenia. Gracias por compartir tus sentimientos y que bien me hizo!


    • Natalia Sarro
      Publicado en

      Natalia Sarro Natalia Sarro

      Responder Autor

      Gracias miles Xime. Tu mensajito me hizo sonreír instantáneamente y alegrarme tanto por vos, aún sin conocerte.
      Acabo de escribirte algo a tu mail.
      Abrazotes!
      Naty


  • Francesca
    Publicado en

    Francesca Francesca

    Responder Autor

    Hola! Hoy volví a tus palabras, en este caso buscando algo que calme mi tristeza y me encontré con la mágica palabra, soltar. Con mi novio preparamos todo un viaje juntos. Compramos el pasaje y todo lo demás lo íbamos a ver sobre la marcha. Un viaje de mochileros. Un mes antes todo se derrumbó y ya no somos mas pareja. No dejo de preguntarme que hacer. Me voy de viaje sola? Me da miedo estar en esos lugares que iba a visitar con el y no poder aguantar los recuerdos. Es buena idea hacer un viaje sola luego de una ruptura que todavia no sano? Necesito unas palabras de aliento. Gracias por tanta certeza y tanta sensibilidad en lo que haces.


    • Natalia Sarro
      Publicado en

      Natalia Sarro Natalia Sarro

      Responder Autor

      Francesca,
      Gracias por escribirme. Las vueltas de la vida no? Ella a veces elige y nos mete en situaciones diferentes a las que esperábamos.
      Podés suspender el viaje o podés hacerlo, cualquier cosa va a estar bien. Pero yo me preguntaría dos cosas:
      1- De acá a 10 años, cómo te gustaría recordar el 2015? Como el año en que saliste a recorrer el mundo con tu mochila a pesar de las circunstancias, o el año en que preferiste quedarte en casa por miedo a no aguantar los recuerdos?

      2- Si tu deseo de viajar por el mundo es grande, yo me animaría a pensar… y qué pasa si esta es la última vez en tu vida que tenés la posibilidad de viajar sola? (porque la vida tarde o temprano trae nuevos amores, 99% garantizado!). ¿Cuántas cosas vas a poder vivir y disfrutar al poder decidir dónde y cómo querés hacer este viaje, sin que nadie dependa de vos?
      ¿Cuánta gente se te va a acercar en esos lugares al verte sola? En mi experiencia, he conocido más gente las veces que anduve sola que cuando viajé en pareja o con amigos. El mundo es mucho más amigable de lo que parece.

      No sé si leés el blog de Aniko Villalba, una genia y experimentada viajera solitaria. Te paso uno de sus artículos sobre viajar sola que ayudó a muchas mujeres, quizás te inspire =)
      http://viajandoporahi.com/edicion-especial-viajes-en-solitario-1-viajar-sola

      Te mando un abrazo. Si querés, después contame como te fue!
      Naty


  • Santiago
    Publicado en

    Santiago Santiago

    Responder Autor

    Hola, leí tu post y los comentarios de las demás personas y cooincidio mucho todo con lo que estoy viviendo por estos días, tal vez por miedo a sentirme solo estoy con alguien a quien aprecio y quiero, pero no amo esta persona me ama y me quiere mucho vivo creyendo que en algún momento cambie la situación y vuelva a sentir todo aquello que sentí en algún momento pero la verdad es que ya lo intentamos muchas veces esto de seguir y siempre era yo que rompía con el intento nuevo y me alejaba aplicaba contacto cero y por falta de fortaleza volvía a contactarme y volvía a su lado sin que nada de lo que sentía cambie lo peor de todo es que me siento muy culpable por seguir en esta relación ilusionando a esta persona en vano, ya es la tercera vez que le hago esto y no quiero herir más a esta persona, estoy pasando por una situación complicada.. debería aplicar lo de soltar y dejar ir pero me es muy difícil.

    Gracias y saludos!


  • Carlos Lara
    Publicado en

    Carlos Lara Carlos Lara

    Responder Autor

    Naty maravilloso, acabo de leerlo y es justamente lo que estaba buscando.. personas como tu son angeles que Dios les dio el don de parir palabras perfectas. Muchas gracias .