Inspiramundo
Inspiramundo

Coaching

octubre 2019
L M X J V S D
« Jun    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Categorías


Inspiramundo

EL DÍA QUE SOBREVIVÍ A MI PRIMERA CHARLA TEDx: «Poner la pasión a trabajar» en Tedx San Rafael 2013

Natalia SarroNatalia Sarro

«Mi vida es mi mensaje» – Mahatma Gandhi.

Una cosa es asomar una piernita sugerente escribiendo artículos tras el anonimato de tu blog. Otra muy diferente es desnudarte completa, vos y tus palabras, ante un auditorio de  100 desconocidos y otros 34562 espectadores más que te van a escrutar por los siglos de los siglos en Youtube. Sin dudas,  ser Orador de una charla TEDx es un acto kamikaze, les diría de tortura triple XXX. Algo que te genera más pudor que a la Conejita Playboy en el cine el día que va a estrenar su primera película, con papá y mamá comiendo pochoclos en las butacas de al lado.

Así me sentí el 19 de Octubre de 2013: desnuda, vulnerable y super entusiasmada. Yo estaba en San Rafael, provincia de Mendoza y había llegado el momento de subir al escenario para dar mi primera charla TEDx.

Proyecto calco 2

Imagen: Proyecto Calco

 

Cuando hacemos algo grande, algo nuevo, algo íntimo y que nos llena de mariposas estomacales, atravesamos la esquizofrenia de los artistas: desear desde las entrañas que nuestra obra vea la luz, y a la vez convertirnos en su más celoso carcelero entre las sombras.  Creía que no era humanamente posible, pero les juro que el cerebro tiene la capacidad de mutar a flipper y dispararte sin anestesia 500 pelotas-pensamientos por milisegundo. Y lo comprobé en neurona propia. Porque ese día, mientras todo era micrófono, luces y sala llena de ojitos expectantes,  alguien parecía teledirigir mi cuerpo para que alternara compulsivamente entre dos estados bipolares.

Por un lado, el pecho me temblaba de emoción.  Yo quería con todas las fuerzas que mi humanidad pudiese pararse ahí y decir cosas, que me volviese la voz, que brotara un hilo de palabras-energía para que lleguen a la conciencia universal del mundo. Que hasta los vietnamitas que te venden provisiones en los barquitos de Halong Bay se enteraran de que la pasión hay que ponerla a trabajar. Yo intuía (no con la cabeza, sino con esa cosa sabia entre el cuello y la panza), que mi mensaje era puro, simple y poderoso y merecía el intento de robarles 19 minutos de amable atención.

Por otro lado, si alguien me hubiera dejado la ventanita del baño abierta, no lo dudaba. Ya hubiese salido corriendo a campo traviesa. No importa cuántas veces lo haya hecho antes: hablar en público me seguirá generando algo a mitad de camino entre pánico-placer-felicidad-parálisis- plenitud. ¿Y si no estaba a la altura de las expectativas? ¿Y si lo que tenía para decir no era suficientemente bueno, interesante o digno de ser escuchado? Y claro. A tono con mis pensamientos de catástrofe inminente, vale recordar que mi cuerpo había llegado a San Rafael cansado, con cuerdas vocales declaradas en huelga y un corazón roto. Pocas semanas antes se habían terminado para mí 7 años de amor y convivencia. Mis ganas de tener ganas andaban desganadas, y todas las piecitas de mi rompecabezas mental estaban perfectamente… desacomodadas.

Recién hoy, a 11 meses de aquel día, con una felicidad muy grande, puedo poner esto en palabras. Cada vez que vuelvo a verme en la filmación, todas estas emociones contradictorias que les cuento me vuelven a colonizar el cuerpo. Si me diesen la chance de volver a estar en TEDx San Rafael,  mi parte enjuiciadora asegura que lo haría diferente. Diría cosas que no dije. Y las cosas que dije, las diría con otras palabras, con más fuerza, o con menos miedo, o con más de aquello y un poco menos de aquello otro. Ya saben, los humanos a veces tendemos a creer el cuento de que la versión que somos hoy es más inteligente que esa versión que alguna vez fuimos.

Pero la realidad es que la que fui ese día hizo el mejor trabajo que pudo con los recursos que tenía a mano. Fui, a pesar de todo, mi mejor yo. Y pude lo que pude,  también porque hubo gigantes que me hicieron creer que podía. Y esos “otros” fueron pronto un “nosotros”: una tribu de voluntarios, familias de voluntarios, Oradores y amigos que me hicieron sentir en familia apenas desembarcamos, mis cuadernos y yo, en ese rinconcito soleado de mi país.

TEDx San Rafael fue ni más ni menos que eso: una tribu de chicos y chicas latiendo al unísono y uniendo manos en pleno complot hacia la posibilidad.

¿Ejemplo?

Los Oradores. Manuel Gutierrez Arana fue uno de ellos. Compañero de viaje en el micro Retiro-San Rafael,  llegó conmigo desde Buenos Aires. Fue a contar su experiencia con Proyecto Calco  (mensajes positivos que viajan en calcos alrededor del mundo) junto a otro grande, Guido Commenge. Mate va y mate viene a orillas de la pileta, mientras recortábamos calcos, hablamos de viajes y ensayamos nuestras respectivas charlas. Y también me acompañó a conseguir té con miel la mañana en que descubrí que mi voz se había amotinad,o y que a todo a lo que podía aspirar era a sonar como un Gallo Claudio resfriado.  Gracias hermano. Como broche de oro, Mamo nos regaló un show de Standup Comedy improvisado (no se pierdan de verlo encarnando el personaje de Franquito el hiper-apasionado, un tipo “simple, verborrágico e hiper-apasionado por la vida y todo lo que hay en ella”. Mucho talento.).

Sus experiencias como viajero,  clown y comunicador las pueden encontrar en su blog Experimento Vida.

Ted x Mamo

En la previa, todos ayudando!!

Gracias Vida en Chile

Los mensajes positivos llegando a Chile – Imagen: Proyecto Calco

¿Otro ejemplo? Jime Sánchez y Andrés Calla, una pareja de viajeros que unió Usuahia y La Quiaca en bicicleta a través de la ruta 40.  A Jime y Andy los había conocido un año antes, cuando los miedos y las dudas arrojaban mal pronóstico para su sueño de viajar, escribir y fotografiar la Patagonia. Reencontrarlos ahí como Oradores, con sonrisas de misión cumplida y una historia increíble por contarnos, fue una inspiración gigante. Su charla Tedx «De la Teoría a la Ruta» emocionó a chicos y grandes. Activos agitadores de otros viajeros, pueden verlos hiper-activos en las redes sociales, y conocer sus fotos y relatos en su blog La Vida de Viaje. 

Andres Julian y Jimena

(de Izq a Der) 3 grandes Oradores y hermosas personas: Andrés Calla, Julián Blanco y Jime Sanchez

Diego Cubillos

Diego Cubillos, orador de TEDx San Rafael, de la cabeza!

Y claro, como no hablar de ella. La cerebro-corazón de la tribu de Tedx San Rafael.  La culpable de que todo sucediera: Paulita Gomez. Con sus 21 años de energía arrolladora (sí, hay gente que todavía tiene el descaro de ser así de chiquita), un día juntó a sus amigos en una plaza y les dijo: “Muchachos, a la gente de San Rafael le falta más pasión. Pidamos la licencia, consigamos sponsors, traigamos oradores que inspiren. Qué se yo, movamos cielo y tierra, pero hagamos una charla Tedx”.

¿Quién se iba a atrever a no apoyarla?

pau y sole

(De izq a der) Sole Gómez, Naty Sarro y Paulita Gómez paseando por San Rafael, relajadísimas después del evento.

tedx

Tedx

Y yo, claro que tenía segundas intenciones. Ya no se trataba de ir a contar mi historia. Al diablo con mi blog. Cuando vi todas esas sonrisas de confianza,  supe que mi propósito no terminaba en mi obligo, sino que se continuaba en los ojos brillantes de Paulita, y en toda la gente que nos miraba entusiasmada desde las butacas, preguntándose si ellos también tendrían adentro una pequeña Paulita capaz de ver la luz.

Sí señor. Si una emprendedora de 21 años apostó a que yo podía poner mis 2 manos en favor de su sueño, entonces, ¿cómo no iba a poner yo por lo menos 4? Mi pedacito de humanidad en TEDx ya no era solo mío, sino parte de un ADN invisible y compartido que necesitaba de voces con coraje y cuerpos presentes que se animen a ser vulnerables. Cuando entendí que yo estaba ahí para sumarme a algo grande, muuuucho más grande, mis amores rotos pasaron a un segundo plano y mi garganta dolorida se las rebuscó para resucitar por exactos 19 minutos.

Disculpen si no pueda transmitirles lo que vino después con más elocuencia que esta. Magia. Porque fue magia. Y me lo quedo para mí.

Todo lo que puedo decirles es que San Rafael se trató de eso: volver a la experiencia de pertenecer. De tener techo, fueguito y calor de hogar. De echar raíces. No en un lugar, sino en alguien. Y para los que somos nómadas y viajeros, pocas cosas nos resultan más valiosas que sentir que llegás a casa. Pero no como cuando te sentás en tu sillón mullido y te ponés pantuflas y prendés la tele a esperar que la vida pase. No.

Llegar a casa como cuando te cruzás con personas igual de chifladas que vos, igual de entusiasmadas por hacer del mundo un lugar de posibilidades infinitas.

En casa, como cuando estás dispuesto a jugártela por algo y en el camino, casi sin darte cuenta, terminás recordando quién sos. 

Ver «Poner la Pasión a trabajar» – Natalia Sarro en Tedx San Rafael

__________________________________________________________________________________________

Licenciada en Psicología. Coach de Pasión, Carrera & Creatividad. Escritora Nómada. Contacto: natalia@inspiramundo.com

Comentarios 9
  • Melu
    Publicado en

    Melu Melu

    Responder Autor

    ¡Por fin la puedo ver! Me encantó. Te felicito y honro profundamente tu trabajo, Nati. ¡Un Abrazo inmenso!


    • Natalia Sarro
      Publicado en

      Natalia Sarro Natalia Sarro

      Responder Autor

      Melu,
      qué linda. Muchas gracias grandes por todo tu apoyo de siempre.
      Abrazos, lindos viajes!
      Naty


  • Rita Tonelli (@ritatonecoach)
    Publicado en

    Rita Tonelli (@ritatonecoach) Rita Tonelli (@ritatonecoach)

    Responder Autor

    ¡Querida colega! Te siento como la gran posibilidad que trae el futuro en nuestra profesión.
    ¡Respeto y celebro tu existencia y transitar!
    ¡Vamos por más!
    ¡Felicidades!
    Rita Tonelli


  • Jime Sánchez
    Publicado en

    Jime Sánchez Jime Sánchez

    Responder Autor

    Belleza de la vida! Sos tan linda Nati, amo tus palabras y la manera de expresarte.

    Fue muy fuerte para mí verme y verte de este lado del escenario, del lado del protagonista de sus propios sueños dejando atrás esa Jimena de miedos, sueños a medio andar y pasiones latentes. Gracias a vos y a ese primer encuentro que tuvimos, hoy soy la que soy. Sé que tuvo que ver mi accionar en todo esto, pero vos fuiste el motor que lo propulsó y la que me dio el empujón. Y SIEMPRE te lo voy a agradecer.

    TEDx San Rafael fue lo máximo. Una experiencia de puta madre, no me sale otra manera de decirlo! Y fue genial compartirlo con todos ustedes, con la tribu de quieros y puedos.

    Te abrazo Nati! Y me siguen resonando tus palabras, como la del otro día de hacerme amiga de mi «yo pasado». Estoy en eso 🙂


  • Ximena
    Publicado en

    Ximena Ximena

    Responder Autor

    Hola! Quisiera colar un comentario poco relacionado al post.

    Natalia: tu blog me está volando la cabeza! Así es, lo descubrí hace unos días y siento que está escrito para mí. Estoy leyendo las entradas de manera desordenada, y cada vez me revuelve más «cosas» dentro, toca puntos débiles y despierta sueños que hace un tiempo había olvidado.
    Tengo 23 años, un trabajo en IT (que me da una buena remuneración, seguridad económica, deja contentos a mis padres, paga el alquiler, la ropa que uso y la comida de todos los días…) y muchas ganas de dejar todo e irme a vivir a las sierras, haciendo artesanías como sustento económico. Me encanta crear: pintar, tejer, bordar, dibujar… todo lo que tenga que ver con usar mis manos para transformar materiales simples en piezas singulares, pero nunca me animé a vender, sólo me limité a decir que un día me cansaría de todo y viviría del arte.

    Cada entrada de tu blog me acerca más a este sueño, me dice todo el tiempo que sí se puede, me llena de fuerzas e ideas para seguir ese sueño, el sueño de despertarme y trabajar con pasión, con ganas. El sueño de no depender de una oficina para pagar mis cuentas, el sueño de no vivir en Buenos Aires atada al «9 a 18 hs», de que un lunes sea tan especial como un sábado, el sueño de poder llevar mi trabajo a cuestas para viajar cuando se me de la gana.

    Gracias por todo esto, voy a terminar de recorrer tu blog entero y voy a volver a escribirte, con certeza de que estaré más cerca aún de cumplir uno que otro sueño, más llena de ganas y más decidida a soltar todo lo que hoy me impide sentir que transito el camino de la felicidad.

    Ximena


    • Natalia Sarro
      Publicado en

      Natalia Sarro Natalia Sarro

      Responder Autor

      Ximena,
      bienvenida! Qué lindo tu mensaje!
      Ojalá el blog sea una buena compañía en este viaje de descubrimiento que estás emprendiendo, y que puedas hacer una transición disfrutada y saludable de un mundo al otro.
      Un fuerte abrazo!
      Naty


  • Geraldine Arroyo
    Publicado en

    Geraldine Arroyo Geraldine Arroyo

    Responder Autor

    Inspirador!


  • JOSE
    Publicado en

    JOSE JOSE

    Responder Autor

    Estimada Natalia, quiero expresar lo que siento, que pedazo de mujer, que lindo que escribís, a mis 65 años me emociona leer algo tan bello, me encanta mira si,,,, eso en algún momento de nuestra vida nos pasa, que hermoso que le pusieras letra, un gusto leerte y seguir leyéndote, un abrazo
    José